NoticiasPortada

CONFENAGRO Sugiere reactivar sectores productivos para proteger el empleo en tiempos del Covid-19

El economista Hecmilio Galván consideró que en el país se debe ejecutar un plan inmediato de recuperación económica, al tiempo que sugirió una serie de medidas para evitar el colapso económico y que permitan proteger a la población de contagio del virus.

Galván, vicepresidente ejecutivo de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (CONFENAGRO), dijo que la pandemia del Coronavirus no es un fenómeno únicamente sanitario, sino que envuelve una serie de factores e impactos que necesitan un abordaje holístico y dinámico, “ya que cambia todos los días y no concluirá solo con la parte sanitaria, sino que puede prolongarse”.

¨La economía y la salud no son contrapuestas, son interdependientes, dado que gracias a la economía es que contamos con los recursos necesarios para garantizar la salud, al tiempo que deben ser protegidas ambas de la misma manera. Sin recursos, los países no tienen capacidad de accesar a tecnologías médicas, ni a alimentos ni medicamentos que son los que salvaguardan la salud de las personas”, explicó.

Pronosticó que la crisis del Covid-19  provocará efectos negativos importantes en la economía nacional, primeramente por la caída de los sectores que dependen del mercado exterior, como son las remesas, inversión extranjera directa, las exportaciones y el turismo.

“Pero también la economía de este país se verá afectada por la paralización de la actividad industrial, comercial y de servicios para la economía interna, provocando hasta ahora al menos unos 500 mil trabajadores formales suspendidos y cuantiosas pérdidas en el ámbito agropecuario”, dijo.

Indicó que la previsión del Banco Mundial es que la economía dominicana no crecerá en el 2020,  lo que implica una caída de más de 5.1% con respecto al 2019, y también respecto a las últimas décadas en que la economía ha crecido en ese orden. “Eso implicará probablemente un aumento considerable de la pobreza, y se prevé un aumento del desempleo, con sus respectivas consecuencias sobre la calidad de vida de la población y su salud”.  

Entiende que la crisis interna provocada por la paralización económica sí puede reducirse, poniendo en funcionamiento un plan de reactivación económica y de apertura gradual de las actividades productivas en el marco del aislamiento social.

Planteó que es posible mantener abierto el aparato productivo,   aunque se mantengan medidas prudentes de distanciamiento social y protección, como están poniéndose en marcha en muchos países del mundo, como Estados Unidos, China, España, Suiza, Alemania, Haití y Chile.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar