Internacionales

Dominicano apresado en New York Por ser parte de Poderosa Banda

4NUEVA YORK._ Un dominicano, identificado como Octavio Batista de 25 años de edad y residente en Brooklyn, cayó junto a otros siete sospechosos en la operación “Midnigth Run” (Carrera de la Medianoche), llevada a cabo por el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y la Oficina del Procurador General del Estado, Eric Schneiderman, contra bandas de traficantes de armas en el estado.

Un comunicado de prensa de la procuraduría, dijo que con los arrestos de Batista y los otros siete sospechosos, las autoridades desmantelaron una de las bandas más grandes de contrabando de armas en Nueva York, la que movía un alto volumen de todos los calibres, desde La Florida a Nueva York y que en ocasiones, eran traídas en bultos de viajeros en autobuses con paradas en el Barrio Chino (Chinatown).

Schneiderman y el comisionado del NYPD, William J. Bratton, anunciaron este miércoles 19 de noviembre, el desmantelamiento de la red de tráfico de armas, durante una conferencia de prensa.

Los ocho sospechosos fueron acusados de 187 cargos y el expediente dice que agentes encubiertos incautaron más de 70 armas de fuego ilegales compradas en ferias de esos artefactos en la Florida, muchas de los cuales fueron luego revendidas en Nueva York a precios que llegaron a alcanzar cuatro veces su costo original.

Como resultado de la investigación, conocida se realizó la “Operación Midnight Run”, en la que los ocho miembros de la banda fueron acusados detenidos y acusados de varios cargos de conspiración, posesión criminal y venta criminal de armas de fuego.

Si son declarados culpables, siete de los ocho acusados se enfrentan a hasta 25 años de prisión.

 “Las redes de tráfico de armas alimentan la epidemia de violencia armada que está matando a niños y familias a través de Nueva York y los Estados Unidos”, dijo el Fiscal General Schneiderman.

Bratton, dijo que “esta investigación demuestra que la demanda de armas de fuego ilegales existente en nuestra ciudad y el compromiso permanente del Departamento de Policía de Nueva York y la Oficina del Fiscal General para interceptar esas armas antes de que se utilicen para cometer crímenes violentos. Gracias a estos esfuerzos de colaboración, muy probablemente se evitó que una vida fuese tomada por una de estas armas de fuego”.

Según la acusación, la red era dirigida por Natasha Harris – que regularmente viajaba desde su apartamento en Brooklyn a ferias de armas en La Florida para comprar las armas y revenderlas en Nueva York – y Quincy Adams, que financió las compras de la red y transportó personalmente algunas de las armas a la ciudad de Nueva York.

Entre mayo y noviembre de este año, los dos cabecillas y otros acusados hicieron varios viajes desde la ciudad de Nueva York a la Florida. Harris y otros, incluyendo un comprador con sede en Florida, presuntamente compraron múltiples armas de fuego en varias ferias. La red entonces transportaba las armas a Nueva York, escondiéndolas debajo de autobuses comerciales – incluyendo la compañía de autobuses Star Line – con destino a Chinatown, Manhattan, según la acusación.

En la tarde del 26 de octubre, Harris y Octavio Batista se reunieron con una mujer que transportaría las armas en una guagua que abordaría en la parada Orlando Bus Depot situada en el 5144 Oeste de la calle Colonial Drive, en Orlando (Florida), y transportaron una maleta color púrpura llena de armas que habían comprado en las dos ferias en el maletero de un autobús de la empresa “Star Line” que viajaría durante la noche con destino al barrio chino de Nueva York.

Entre las armas confiscadas por las autoridades, figuran pistolas         Mossberg .22, Sig Sauer 9mm, Glock 9mm, Smith & Wesson 9mm, Rock Island Armory .45, Taurus .45, Beretta .40, Smith & Wesson .380, Steyr 9mm, Hi-Point .45, Taurus .40, Glock 9mm, Keltec 9mm, SCCY 9mm, Lorcin .380, North American Arms .22, Charter Arms .38, Colt .38, Interarms .357, Rossi .22 y docenas de otras armas.

Aproximadamente 18 de las armas incautadas tenían los números de serie limados, por lo que las armas no eran rastreables. Los miembros del equipo de investigación están en el proceso de rastreo de las otras armas.

 Además de Batisya y Harris, los otros acusados son Quincy Adams, Michelle Cantres, Draxel Clarke, Deryl Springs, ·    Michael Liburd, y UF Courier

Miguel Montez

Periodista de Corazón y Alma. Siempre con PAPA DIOS a mi lado, guiándome por todos los caminos de mi vida.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar