Deportes

El Alba derrota al campeón de la NBA

1412801774_403775_1412801853_noticia_normalNadie se podía imaginar este final, pero las pretemporadas son así. Los San Antonio Spurs, actuales campeones de la NBA, cayeron en su primer partido de preparación contra el Alba de Berlín (94-93), en uno de esos encuentros que siempre quedan en la mente del aficionado y del equipo europeo, y que escuecen a las franquicias estadounidenses. Por un simple motivo: a pesar de estar en pretemporada, de la falta de rodaje, los equipos NBA son conscientes de que deben ser superiores y vencer a cualquier conjunto de fuera de sus fronteras, por orgullo y calidad. Así lo demostraron los Cleveland Cavaliers al destrozar hace unos días al actual campeón de la Euroliga, el Maccabi de Tel Aviv.

Pero esto es baloncesto, es deporte y sucesos como el de esta noche pueden suceder (es la 15ª derrota de un equipo NBA contra un conjunto europeo) y así, un tiro espectacular de McLean, a una mano (una especie de la Bomba de Navarro), cruzando por milímetros la línea de tres puntos, cuando el tiempo ya moría, dio la victoria al subcampeón alemán ante los Spurs. El fallo en el saque de banda de Duncan hacia Ginóbili, que no agarró el balón cuando la posesión era texana (Redding se adelantó) para ganar el partido, será muy, pero que muy tratado por Gregg Popovich. El técnico de la franquicia texana no estuvo muy contento durante gran parte del encuentro.

Porque los Spurs comenzaron con facilidad. Dominaban sin tener que forzar, con un juego coral que recordaba al del final de la pasada temporada. No había fallo en el tiro, todos anotaban y la velocidad frenética de Parker daba a entender que todo acabaría en el primer cuarto (21-30). Pero el conjunto alemán, una y otra vez, con empuje y determinación (y con más piernas) fue recortando y saltando por encima del marcador en varias ocasiones (42-41, 5:06; 69-68, 2:56 y 73-72, 1:00, en el tercer cuarto).

Aunque toda acción alemana, tenía una reacción texana. Los golpes del Alba eran contestados de forma inmediata por el potencial, tanto interior como exterior, de San Antonio, con un Parker, superaltivo, rápido e incisivo (28 puntos, máximo anotador del encuentro).

Los berlineses supieron mantener la calma y aprovechar esa última acción para llevarse una victoria que pasará a la historia del baloncesto alemán, la primera ante un equipo de la NBA.

Miguel Montez

Periodista de Corazón y Alma. Siempre con PAPA DIOS a mi lado, guiándome por todos los caminos de mi vida.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar