NoticiasPortada

En Vicentillo no tienen cómo retornar a clases; lo harían en una enramada

EL SEIBO. Los estudiantes del liceo profesor Silverio Porquín Acosta, del distrito municipal de San Francisco Vicentillo, de la provincia de El Seibo, llevan alrededor de ocho años recibiendo clases en una enramada techada de zinc, local donde operaba el Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre), debido a la tardanza en la construcción de un nuevo centro.

La edificación del liceo Porquín Acosta comenzó a ser construida en 2013, por un monto de alrededor de 40 millones de pesos; sin embargo, la obra lleva casi tres años y todavía está en obra gris.

La construcción del liceo la comenzó la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), que la adjudicó mediante concurso a la ingeniera Cinthia Mejía Rodríguez, y luego fue paralizada en un 50 %, en el 2019, por supuestos pagos pendientes. diariolibre

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba