PortadaSalud

Siete excusas que se usan para no ponerse condón aunque sea necesario

Las cifras no mienten. Los casos de infecciones de trasmisión sexual han aumentado en nuestro país, incluso el de enfermedades que apenas se daban ya, como la gonorrea. El uso del preservativo ha disminuido en la población, aunque muchas veces la gente está informada de que es la única forma de evitar el contagio de las ITS. Entonces ¿por qué la gente no usa el preservativo tanto como sería recomendable?

Las campañas de promoción del uso del preservativo son muy escasas. Han pasado décadas desde el famoso “Póntelo, pónselo” y, desde entonces, no ha habido gran cosa al respecto.

Si bien es cierto que algunas empresas privadas, como la marca de preservativos Durex, lanzan periódicamente alguna campaña de concienciación y prevención, esto no parece ser suficiente

Campaña para el uso del preservativo ‘Póntelo, pónselo’

Aunque los preservativos son cada vez más finos, cómodos y ergonómicos, la gente todavía argumenta cosas como “me molesta”o “no siento lo mismo”para evitar su uso. Desde luego, la sensación no es la misma pero, como dice con mucho humor y mucha razón Nayara Malnero, psicóloga y sexóloga, “tampoco se siente lo mismo cuando se está enfermo”.Óscar Tarruella habla sobre su tóxico matrimonio con Mónica Naranjo: “Sentía miedo a su lado”Marina EsnalEl representante ha concedido su primera entrevista, después de que en julio de 2018 ambos decidieran poner punto final a su relación de quince años.

A día de hoy existe una gran variedad de marcas, formatos y tallas de preservativos. Muchas veces, encontrando el preservativo adecuado, las molestias desaparecen. La marca de preservativos My Size ofrece hasta 7 tamaños distintos, facilitando mucho que encuentres el idóneo para ti. 

Uno de los motivos fundamentales por los que la población ha dejado de protegerse es la falta de conciencia de riesgo. Aunque tengan mucha información al respecto, la gente sigue pensando cosas como “eso no me va a pasar a mí”o “eso le pasa a otra gente”. La información no es suficiente pues, aunque se conozcan las cifras, los sesgos con los que interpretamos los números interfieren en la percepción del riesgo. 

Otro de esos sesgos se ve claro cuando la gente piensa cosas como “esa persona tan guapa, tan maja, tan inteligente… no me puede contagiar de nada“. La realidad es que las infecciones no distinguen cuando se trata de simpatía o atractivo, y Durex lo ha reflejado muy bien en sus últimas campañas televisivas. Pero cuando la campaña de promoción del preservativo te la ofrece la propia marca de preservativos… ¿qué credibilidad le da la gente? Por mucha razón que tengan en sus anuncios. 

En mi consulta veo también con mucha frecuencia personas que, a pesar de conocer las cifras, ser perfectamente consciente de los riesgos y conocer la forma adecuada de usar el preservativo, decide no usarlo por complacer a la pareja. Cuando la pareja no quiere usar el preservativo, a veces la gente cede a no usarlo por miedo a que la dejen, a no ser queridas, a que su pareja se busque otra persona, a parecer una sosa en la cama… La baja autoestima, la inseguridad y la falta de asertividad son también motivos para no usar preservativos. 

Malnero apunta también otros motivos que alude la gente para no usar el preservativo. “Soy alérgico, cuando estoy en plena faena se me olvida, me corta el rollo o me aprieta son algunas de las excusas más frecuentes que la gente utiliza”.

*Ana Lombardía es psicóloga y sexóloga.  elespanol.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar