Salud

Un nuevo método para saber el sexo de su hijo a los dos meses de embarazo

Las embarazadas que quieran conocer el sexo de sus hijos ya no tendrán que esperar hacerse una sonografía a los tres o cuatro meses para saberlo, pues en el país ya existe una prueba diagnóstica que permite determinar el sexo a las ocho semanas de embarazo.

Se trata de “determinación de sexo fetal en sangre materna” que introdujo Referencia Laboratorio Clínico a su menú de servicios y que permite también establecer la posibilidad de heredar la hemofilia, retinosis pigmentaria, enfermedad de Niorrie, retinoquisis, ictiosis y las distrofias musculares de Duchenne y de Becker.

Eileen Riego, directora técnica de la Unidad de Identificación Humana por ADN, del laboratorio, explicó que la prueba es parte de un grupo de estudios conocidos como DPNI o pruebas prenatales no invasivas, que, supuestamente, evitan las complicaciones de los exámenes clínicos tradicionales invasivos y que se realizan en el útero y que pueden provocar la pérdida del embarazo y posibles complicaciones obstétricas.

Sostuvo que la prueba para saber el sexo no es exclusiva para parejas que tengan una condición genética que puedan transmitir a su descendencia.

La determinación del sexo se basa en la obtención de ADN fetal en ( sangre materna) para posterior detección de secuencias específicas ligadas al cromosoma masculino.

“Las enfermedades genéticas ligadas a la x, de Herencia Mendeliana, afectan de forma particular a los individuos masculinos , en otras palabras, un feto varón (xy) hereda un único cromosoma x materno; si el x materno; si el x materno porta un gen mutado responsable de una enfermedad, el varón estará enfermo”, comentó Riego.

“La determinación del sexo fetal, entonces, permitirá que a pocas semanas de gestación se conozca la probabilidad que tiene el feto de padecer una de estas patologías ligadas al sexo”, agregó la especialista. diariolibre

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar